Instrumento integrado para la proyección termotécnica
home| contacta| desinscribete| privacidad|
 
Descargar
  CTE 2003 »
Nueva normativa de Edificación


El 4 de Enero de 2006 entró en vigor la Directiva Europea 2002/91/CE relativa a la eficiencia energética de los edificios, la llamada D3E.
El objetivo de esta D3E es mejorar la eficiencia energética de los edificios mediante la adopción de tres tipos de medidas:


  • Establecimiento de requisitos mínimos.
  • Incorporación de la certificación energética de los inmuebles.
  • Realización de inspecciones periódicas en calderas y sistemas de aire acondicionado.
Este objetivo de mejora de la eficiencia energética comienza siendo un tanto abstracto, por tanto, esta eficiencia energética necesita de una definición y una metodología de cálculo que permita determinar los requisitos mínimos, y de unos valores, absolutos o relativos, con los cuales poder llevar a cabo la certificación energética.


La eficiencia energética se evalúa en términos de consumo en condiciones estándar.
La energía "realmente consumida" implica que el edificio está construido y operativo. Este edificio rara vez operará en condiciones estándar; por lo que se descarta la posibilidad de evaluar la eficiencia mediante el consumo real del edificio.
La única vía de evaluación que nos queda es un proceso de simulación; y será necesario aclarar al usuario que el consumo real de su inmueble puede ser muy diferente del dado por la eficiencia.


La simulación del consumo de cualquier inmueble ha de ser realizada a través de dos magnitudes, demanda y rendimiento de la instalación que suministra el servicio.


El consumo no es más que la demanda instantánea (potencia solicitada por la instalación) dividida por el rendimiento del equipo de suministro en las condiciones de operación.
Esta sencilla división oculta una enorme complejidad de cálculo, por un lado, en lo que a la demanda se refiere aparecen gran cantidad de variables, condiciones exteriores, cerramientos exteriores del edificio, ocupación, horarios de funcionamiento.


Por lo que respecta al rendimiento, depende del rendimiento nominal de los equipos, de la curva a carga parcial de éstos, del estado de carga en cada momento.
Y a todo lo anterior hemos de añadir el propio sistema.


Esta directiva Europea define un marco general para el cálculo del consumo; dice lo que se debe hacer pero no baja al detalle, a especificar cómo. Es cada país el que decide sus procedimientos.
En nuestro caso, el código técnico, de próxima aparición, articula cinco documentos dentro del paquete relativo a Ahorro de energía:


  • HE-1 Limitación de la demanda energética, en el se fijan vía prescriptiva (mediante valores límite para cada uno de los elementos involucrados) los valores significativos de la demanda de calefacción y refrigeración para limitarla a un valor preestablecido.


    El nuevo código técnico prevé otra vía, vía prestacional que permite al proyectista apartarse de los valores límite fijados en la vía prescriptiva si certifica que globalmente cumple con los objetivos.


    De otra forma, la vía prestacional la constituyen útiles informáticos que calculan la demanda del edificio objeto (el que ha realizado el proyectista) y la comparan con un edificio de referencia, que es el mismo cumpliendo los valores de la vía prescriptiva.


    Si el consumo del edificio objeto es menor que el de referencia, se considera satisfecho el requerimiento de demanda.



  • HE-2 El segundo documento estará constituido por la revisión del RITE.



  • HE-3 HE-4 HE-5 se refieren a la eficiencia energética de iluminación, contribución solar al ACS y generación de energía eléctrica.
HE-1 constituye una limitación a la demanda térmica, HE-2 hará lo propio con valores de rendimiento de los equipos y sistemas, con lo que quedará determinado de modo indirecto el consumo máximo admisible para cada instalación.


Es en la cumplimentación de estas vías prestacionales en donde entran en juego los desarrolladores de software ya que, sin ellos (sin los útiles informáticos que crean) sería imposible la implantación real de estas vías prestacionales; no solo eso sino que esas herramientas informáticas deberán estar validadas.


Ante la inminencia de la entrada en vigor de este nuevo código técnico de la edificación la administración convocó el día 17/11/05 en las instalaciones del IDAE a las empresas más significativas del sector y con una mayor implantación para escuchar las opiniones de los profesionales a la hora de preparar los procesos de validación de programas, motores de cálculo, evaluar la idoneidad de los programas normativos.


Entre estas empresas se encontraba Mc4 Software España referencia del sector a nivel internacional y una de las mejor posicionadas para lanzar al mercado una versión de sus programas validada y apta para el cálculo de los consumos, ya que sus motores de cálculo para las delegaciones de Italia y Francia ya se adaptan a las normativas prestacionales de estos dos países.


Como resumen, la D3E supone un gran paso adelante en la energética edificatoria al exigir que la eficiencia energética se evalúe mediante una metodología oficial que conlleva la simulación de sistemas y reconociendo el hecho incuestionable de que el consumo no depende únicamente de la demanda, sino también de los sistemas.
Este paso de gran trascendencia está íntimamente ligado al uso de las herramientas informáticas que nuestra empresa desarrolla y mantiene para todos sus cliente.


Fuentes:
  • Código Técnico de la Edificación, propuesta de real decreto de aprobación 30/10/03. Ministerio de Fomento
  • Clima Noticias Nº119 art. Situación actual de la normativa energética española en edificación relacionada con la Directiva 2002/91/CE. Ramón Velázquez, Servando Alvarez, José Luis Molina.
   
© Copyright 1983-2006 Mc4 Software, all right reserved.